¿Qué son los cefalópodos?

Los cefalópodos representan la clase de invertebrados marinos pertenecientes al grupo de los moluscos, siendo a su vez los más evolucionados dentro de esta categoría. Como principales ejemplos del conjunto de cefalópodos tenemos la sepia, el nautilo, el pulpo y el calamar; el cual también incluye o representa los invertebrados vivientes más activos y grandes.
La denominación de cefalópodos etimológicamente proviene del griego kephalé= cabeza y podós= pie, pudiendo interpretarse como “pies en la cabeza”.
Los cefalópodos son carnívoros y depredadores, de simetría bilateral, y con un cuerpo divido en cabeza (bien desarrollada), pie y masa visceral. Están provistos de unas prolongaciones cefálicas o
tentáculos que rodean la boca (8 en los pulpos y 10 en las sepias) dotados de ventosas, y que utilizan como órganos locomotores o para asirse o capturar sus presas. Los cefalópodos presentan órganos bastante desarrollados, especialmente los ojos (los más complejos de todos los invertebrados, y que recuerdan a los vertebrados).
Los cefalópodos se dividen en dos subclases: la de los dibranquiales, con los órdenes de: los decápodos, las sepias, calamares y voladores; y los octópodos o pulpos. La otra subclase es la de los tetrabranquiales, con un orden viviente, los nautiloideos.
Según el grupo de que se trate, pueden tener una concha o lámina dorsal interna llamada pluma (ejemplo del calamar); externa, arrollada y espiral (ejemplo del género nautilius, un verdadero fósil viviente y único que la presenta); o carecer de ella (ejemplo del pulpo). La reproducción se realiza siempre por sexos separados y mediante fecundación externa. Llegan a la fase de adultos sin pasar por fases larvarias.
Anatomía de una sepia
Este animal cefalópodo dispone de una cabeza con diez tentáculos que están provistos de ventosas: ocho de estos brazos presentan una corta longitud y los otros dos son más largos y los utilizan para capturar a sus presas. Además, uno de sus tentáculos le sirve al macho de la sepia como ayuda para mover la cápsula que contiene los espermatozoides hasta el interior del cuerpo de la hembra. El hombre consume la carne y la tinta de este animal y también aprovecha la concha interna, un soporte de carbonato de calcio que después de secarse y pulverizarse se emplea para pulimentar.
Cefalópodos gigantes
Las distintas especies de calamares varían mucho en cuanto a tamaño. El ejemplar común de las costas orientales del Atlántico norte mide entre 30 y 45 cm. de longitud. El calamar gigante, que vive a profundidades de 300 a 600 m., mide por lo menos 18 m y puede pesar hasta 2000 kg., convirtiéndose así en el mayor de los invertebrados acuáticos. Los pulpos habitualmente viven en el fondo del mar y solamente unos pocos especímenes alcanzan un gran tamaño. La longitud de la sepia oscila entre los 15 y los 25 cm., aunque algunas especies llegan a los 65 cm. En el caso del nautilo, los ejemplares sólo alcanzan unos 25 cm. de diámetro.
Curiosidades: El Kraken
Un cefalópodo de dimensiones colosales, nos referimos al calamar gigante, fue conocido por navegantes del pasado y relacionado con la criatura denominada “El Kraken”. Se creía que este cefalópodo era pura mitología, pero actualmente se sabe realmente de su existencia. En la foto se puede ver un calamar gigante ( Architeuthis dux) disecado.